Dark Light

La historia real detrás ‘Desaparecida en Lørenskog’: ¿qué pasó con Anne-Elisabeth?

Desde su aterrizaje en Netflix, la miniserie noruega Desaparecida en Lørenskog ha logrado atrapar a los espectadores en la plataforma con una historia colmada de intrigas, misterio y suspenso.

En tan solo 5 episodios, la producción narra la desaparición de la esposa de un multimillonario noruego y la posterior investigación policial que comienza para dar con su paradero.

Pero el caso es muy atípico para las autoridades. No solo porque tenían encima a la prensa sedienta por detalles, además debían lidiar con varios informantes que no decían toda la verdad.

La trama es bastante común dentro del género de misterio, por lo que muchos asumieron que se trataba de una oscura historia de ficción. No obstante, este no es el caso con esta serie limitada.

La desaparición real que inspiró Desaparecida en Lørenskog

La verdad es que Desaparecida en Lørenskog está inspirada en la historia real de Anne-Elisabeth Falkevik Hagen. La víctima desapareció a los 68 años en Oslo, Noruega, el 31 de octubre de 2018.

Al comienzo, su inconcluso caso fue ocultado a los medios, pero finalmente se convirtió en un suceso sumamente mediatizado que mantuvo a los noruegos conmocionados y obsesionados.

Anne-Elisabeth estaba casada desde hacía 50 años con Tom Hagen, uno de los empresarios más ricos en esta nación nórdica y su desvanecimiento estuvo marcado por extrañas situaciones.

La primera anomalía en el caso fue que su desaparición no se hizo pública sino hasta 10 semanas después de que ocurrieron los eventos debido a una petición de Hagen a la prensa.

Luego de descartar el suicidio, un accidente o que se hubiera marchado por su voluntad, la policía decidió dar a conocer los detalles sobre el suceso con la esperanza de obtener pistas del paradero.

Entre estos, se conoció que no se detectaron indicios de una entrada forzada en la casa del matrimonio en Lørenskog, a las afueras de Oslo, donde tuvo lugar el secuestro de la víctima.

Los detectives tampoco encontraron mucha evidencia forense. Aunque sí descubrieron una pequeña señal de que la madre de tres hijos había intentado ocultarse de sus captores.

Aparte, en el sitio, los secuestradores dejaron una carta mal escrita en la que demandaban 9 millones de euros en una rara criptomoneda llamada Monero para liberar a la secuestrada.

Más tarde, se supo que, aunque parecía no estar bien redactada, la nota realmente había sido hecha por una persona que dominaba el noruego. Se trataban de criminales profesionales.

Tras comunicaciones con los presuntos captores, que fueron disminuyendo con las semanas debido a que no daban pruebas de que la víctima viviera, la policía empezó a sospechar de Hagen.

El giro que conmocionó a Noruega

En 2020, todavía sin rastros de Anne-Elisabeth incluso con ayuda del FBI, las autoridades detuvieron a Tom acusándolo de ser responsable de “asesinato o conspiración de asesinato” de su esposa.

De acuerdo a la BBC, la policía concluyó en ese momento que los pedidos de rescate en 2018 eran posiblemente falsos y la víctima probablemente haya sido asesinada en aquellos días.

Tommy Broske, director de la investigación, aseveró: “No hubo un secuestro, ni negociadores reales, ni negociación real… Hay indicaciones de que hubo una voluntad de despistar”.

En esa ocasión, volvieron a inspeccionar el hogar familiar donde tuvo lugar el presunto secuestro por aparentes motivos financieros e interrogaron nuevamente al septuagenario empresario.

Asimismo, arrestaron a un hombre de 32 años no identificado cuyas cuentas criptográficas estaban vinculadas con el hombre de negocios en la industria enérgica e inmobiliaria del país escandinavo.

¿Qué pasó con Anne-Elisabeth en la vida real?

Pero Hagen fue liberado 11 días después. La decisión se debió a falta de evidencia. En primer lugar, el cuerpo de Anne-Elisabeth no se encontró, tampoco un arma homicida ni un móvil evidente.

Ante esto, el Tribunal Supremo de Noruega ordenó la liberación del dueño de Futurum, quien es considerado inocente hasta que se pruebe lo contrario. Las autoridades no tuvieron más que acatar.

Sobre las acusaciones, Hagen habló con Norwegian Broadcasting en donde mantuvo su inocencia, aunque las autoridades creen que es el principal sospechoso y no dejarán de investigar.

Los hijos de la pareja están seguros de que su padre es inocente.

En cuanto a Anne-Elisabeth, la policía no ha dado con su paradero ni tampoco con los autores del secuestro que sacudió a Noruega, si es que realmente fue eso y no un homicidio.

Ir a la fuente
Author: María Fuenmayor

SHOPPING CART

close
Arriba